Los mejores bolsos para cada ocasión

Para ir a la oficina

Necesitas un bolso amplio y resistente donde te quepa todo lo necesario y aguante el trajín de cada día. Lo ideal es elegir un bolso tipo maletín pero que también sea discreto. Los colores oscuros como el negro o el marrón son perfectos para ir al trabajo.

Para tomar una copa

Para ir a tomar una copa o a bailar el fin de semana, la mejor opción es un bolso arreglado pero no demasiado elegante. Por otro lado, debe ser cómodo y no excesivamente grande para no incomodarnos durante la noche. Respecto a los colores, debe combinarte con tu conjunto de ropa.

Para ir a una fiesta

Lo ideal son bolsos y carteras de mano llamativas que, a veces, pueden ser joyas exclusivas. Sin embargo, es importante saber cuál es el adecuado para la ocación, para tu conjunto  accesorios. Si llevas un vestido en varios colores debes optar por un bolso más sencillo para compensar. Por el contrario, si tu modelo es más bien sencillo, aprovecha para utilizar un bolso o cartera de mano más llamativo para dar alegría al conjunto.

Para ir de compras

En este caso es muy importante que vayas cómoda, así que un bolso grande para guardar algunas compras es lo ideal. Ahora está muy de moda emplear “shoppingbag“: un bolso de loneta. Se trata de un accesorio amplio, cómodo, ligero y con originales dibujos. Si no te gusta esta opción, un bolso normal amplio también es perfecto.

Para todos los días

Las bandoleras o bolsos de asa corta, no demasiado grandes, son perfectos para utilizar en tu vida cotidiana. Unas cervezas con tus amigos o un cine por ejemplo. También puedes optar por un estilo folk de asa larga.

Para ir de viaje

Si te vas de viaje o de excursión, necesitas un bolso amplio y cómodo. Una opción es un bolso de mano que imita a las antiguas bolsas de viaje. Aunque si te vas de excursión al campo, escoge algo como una mochila para estar más cómoda.